martes, 8 de agosto de 2017

Flech Urbex: Restaurante El Consul (Flech, Evins & Laurins version 2017)

¡Yehehey! ¿Que tal estáis amigos? ¿Acalorados? ¿Con frío? ¿Con hambre? Pues ya podéis estar tranquilos, por que ya estoy de vuelta para curar vuestros males de ojaldre. ¡Tatatachán!
Bueno vale, quizás para los dos primeros casos no tenga yo aquí ahora mismo un remedio infalible para prevenir las condiciónes climatológicas adversas, pero para lo tercero para mi es pan comido, con este reportaje de un restaurante abandonado, hasta el mas tragón se lo pasará pipa ojeando y leyendo mis suculentos reportajes, y como diría el chino cudeiro aquel de humor amarillo. ¡Al Turroooon! Así que preparad vuestros paladares mas exquisitos por que... ¡El Consul ha vuelto!

Así es mis queridos lectores, si ya lleváis años siguiendo mis reportajes en este blog y soys lo suficientemente observadores, veréis que no es la primera vez que visito este emblemático restaurante, de hecho en Septiembre del 2014 mis inquietos zapatos ya pisaron este lugar, si queréis ver el reportaje original aquí os dejo con el link, no fake, 100% real:
http://flechcorp.blogspot.com.es/2014/09/restaurante-el-consul.html

Mi decisión de volver a este abandono fue por que quise llevar a las amigas Evins y Laurins aka Laurix a este lugar, ya que le guardo un cierto cariño, tiene su toque abandonil en su punto, y por que además las chavalas me decían que hacía meses que no salían de urbex, así que me las llevé de ruta por antiguos lugares conocidos para ver si se les quitaba el mono urbexiano, bueno, el mono no se les quitará pero se lo pasaron bien explorando este lugar, así que a falta de pan, buenas son tortas. (O eso dicen)

La historia del lugar y tal ya la tenéis en el link que os he puesto mas arriba, así que por esta vez os habeís librado de mis parrafadas que ni el antiguo testamente ese, espero que os guste este reportaje como nosotros visitándolo. ¡Ah! Y a otra cosa mariposa, como podéis ver este abandono no ha cambiado mucho en tres años, así que espero que entre todos respetemos los lugares abandonados que visitamos para que el único deterioro que veamos, sea el del paso del tiempo. ¿Queda claro? ¿O no queda claro? Pues ahí está amigos míos, es un consejo de vuestro amigo Flech.

En fin, me voy con el circo a otra parte, tened salud, tened paz interior y comed hasta artaros por que la vida son solo cuatro telediaros, me despido de todos vosotros con un fuerte abrazo Flechiano, nos vemos en el próximo reportaje. ¡Hasta la próxima telerines! ¡Chau Riau!

Exploración realizada por: Flech, Evins & Laurins Laurix.
Fotos por: © Flech.
© Flechcorp Entertaiment - Agosto de 2017 - Todos los derechos reservados.
Flechcorp recomienda G.A.L.A. (Grupo de Amigos de Lugares Abandonados) Facebook group.

Bueno, ya que estamos en un restaurante abandonado. ¿Por que no empezar con fotos de la antigua cocina?

Vaya vaya... pero si dentro del caldero todavía hay algún utensilio de cocina.


Meaderos universales, para la dama y el caballero. ¿La dama que se sienta hombre se sienta para hacer aguas menores?

El aspecto de restaurante no ha cambiado mucho, salvo alguna que otra pintada realizada por algun toyako local.

De hecho ese techo caído sigue estando ahí, caído como siempre.

Bueno, este otro agujero en el techo no estaba en el anterior reportaje, y es que, el tiempo transcurre mientras tu lees estas líneas.

¿Se comería bien en este restaurante? Sea como fuera tiene muy buenas vistas.

Me pregunto si con una restauración decente se podría volver a abrir el restaurante. Curioso el techo de caña que sujeta el yeso.

El comedor de arriba es mas espacioso, todo sea dicho.

Esta ventana tapiada todavía tiene las cortinas a ambos lados.

Interior de la segunda cocina.

La parte de abajo del restaurante también estaba disponible para los comensales, la parte de arriba era mas para casamientos, ceremonias y eventos especiales.

Y por esa ventanilla servían la comida al camarero.

Esta botella de Xibeca la dejaron aquí los que tapiaron el restaurante.

Por favor, sírvame una paella y que no esté tan reseca como las que sirven en el "Can Kiku" de Blanes.

Al otro lado de la ventana, en el vidrio hay unas pegatinas enganchadas, me pregunto de que serán...

¿Si mis pupilas junto a mi iris ven un arco, estoy viendo un arco iris? xD

Esas baldosillas decoradas con frutas y comidas son muy cuquis. ¡De verdad!

Bueno, esta chimenea y la silla siguen estando en el mismo lugar.

Y para acabarlo de abonar, aquí os dejo con un mítica foto de una ventana a oscuras. ¡Elocuá!





No hay comentarios: